Xavi Calm da instrucciones durante un partido. M.A. BORRÀS | M.A. Borràs

1

Tras el empate en casa frente al Linares, el Atlètic Baleares está obligado a reponerse e intentar sumar los tres puntos este domingo a domicilio ante el Costa Brava, en la octava jornada de competición.

El Baleares marcha segundo en la clasificación, empatado con el Gimnàstic de Tarragona y el Albacete y busca la victoria para seguir la estela del Villarreal B, líder del grupo.

Xavi Calm reconoció este viernes que el duelo del domingo no fue lo bien que esperaban y «ahora tenemos que reforzar lo que hicimos bien en ese encuentro y mejorar en todo lo que se falló. Los jugadores entienden la situación en la que nos encontramos y ahora hay que remar los que estamos».

El entrenador blanquiazul afirmó que «este domingo sólo nos vale la victoria, queremos los tres puntos e intentaremos sumarlos fuera de casa». Además indicó que el resultado obtenido en el Estadi Balear ante el Linares es insuficiente, aunque tampoco quiso verlo como algo negativo.

«No sabe a derrota, pero queríamos ganar sí o sí. Igual este punto nos sirve a final de temporada y por ello, hay que ir sumando semana a semana» aseguró Calm.

El Costa Brava viene de perder de forma abultada ante el Algeciras por 5-1, aunque Calm no se fía. Sobre los aspectos en los que debe mejorar el equipo, hizo hincapié en la velocidad del juego.

«Nos falta rapidez cuando tenemos el balón y también más fluidez en ataque» explicó un Calm que quiere que los suyos trabajen estos aspectos de cara al partido ante el Costa Brava, del que dijo que es un rival peligroso «si les dejas espacios, además de ser rápidos a la espalda, aunque también te pueden dar problemas atacando por dentro y saben jugar bien a pelota parada» aseveró el técnico.

Ausencias

Para esta cita, el entrenador no recupera a ningún lesionado y por tanto, siguen de baja Hugo, Cordero, Jesús Álvaro, Alfonso y Josep Jaume. A ellos, se les suma el sancionado Dioni Villalba, máximo goleador del equipo que se perderá los dos próximos partidos, por lo que supone una pérdida muy sensible para los balearicos.

«Creo que es la primera expulsión de su vida por roja directa y, desde mi punto de vista, con la tarjeta amarilla hubiera sido suficiente teniendo en cuenta que hubo una provocación antes, pero estoy seguro que no le volverá a pasar» indicó Calm, que también valoró la posibilidad de que el club recurra dicha sanción «pero que deben estudiarlo junto a los servicios jurídicos y luego ya se tomará una decisión definitiva».

Sin Dioni, el Atlético Baleares pierde a su puntal en ataque, pero Xavi Calm no quiere que les afecte, por lo que afirmó que sus pupilos «sabrán reponerse a esta circunstancia. Hemos entrenado muy bien, creo que se ha preparado correctamente el partido y ahora hay que plasmarlo con una victoria el domingo».