La mallorquina puede empezar a trabajar tras el parón forzoso por la Covid. | Redacción Deportes

0

La jugadora de la selección española de baloncesto Alba Torrens, ausente en el Eurobasket tras contagiarse de COVID, ha superado su reconocimiento médico y estará lista para reintegrarse al equipo nacional con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio, una cita en la que también podrá participar la jugadora Tamara Abalde, en la misma situación.

Ambas jugadoras dieron positivo a una semana del Eurobasket, que concluirá este domingo en Valencia, durante las pruebas PCR establecidas en los protocolos de seguridad de la FIBA y la Federación Española de Baloncesto. De esta forma, se perdieron el torneo y en su lugar fueron convocadas Laura Quevedo y Paula Ginzo.

Ahora, las dos están plenamente recuperadas y Torrens incluso presenció en directo en La Fonteta el pasado miércoles el partido de la selección española ante Serbia. Ambas se concentrarán junto con sus 12 compañeras el 5 de julio, cuando comenzará la preparación con vistas a los Juegos.

«En deportistas que han dado positivo en COVID, es importante evaluar la función respiratoria y cardiocirculatoria posteriormente para garantizar una vuelta a la actividad física intensa sin riesgo de complicaciones. Tras el estudio realizado, las dos jugadoras se encuentran en disposición de comenzar a trabajar de nuevo para recuperar la forma física tras estos días de reposo obligado», explicó Juan Francisco Abellán, doctor del equipo español.