Cristiano Ronaldo celebra un gol en la Eurocopa. | Reuters - DARKO BANDIC

0

Inglaterra-Alemania y Bélgica-Portugal se presentan como los encuentros estelares de los octavos de final de la Eurocopa 2020, en la que siguen en liza los grandes favoritos y los principales aspirantes tras pasar, algunos de ellos, notables apuros.

Sin ir más lejos, germanos y lusos, defensores del título, estuvieron eliminados durante algunos minutos de la última jornada; Croacia, subcampeona del mundo, también lo estuvo al descanso del segundo encuentro ante República Checa, y tuvo que esperar al último para, con un triunfo ante Escocia, certificar su clasificación, algo parecido a lo que le pasó a su rival, España, que lo logró con una goleada sobre Eslovaquia.

La historia señala el choque de Wembley del martes entre Inglaterra y Alemania como el gran centro de atención de esta ronda de octavos. El templo del fútbol inglés albergará un duelo con sabor siempre especial.

Mientras tanto, Portugal se encontrará el domingo en La Cartuja sevillana con otra de las grandes favoritas, Bélgica, que cuenta sus partidos por victorias. El conjunto de Roberto Martínez ha conseguido que su gran figura, Kevin de Bruyne, esté ya en perfectas condiciones y Eden Hazard también progresa adecuadamente. Están ratificando los diablos rojos su condición de aspirantes y su sueño es que esta Eurocopa sea la del salto definitivo a la lucha por un gran título.

Los octavos se abrirán el sábado a partir de las 18.00 horas en el Johan Cruyff Arena con el encuentro entre País de Gales y Dinamarca, y se cerrarán el martes en Hampden Park (Glasgow) a partir de las 21.00 con el partido Suecia-Ucrania.