Imagen de la caída de Marc Márquez durante las sesiones libres del Gran Premio de Países Bajos. | MotoGP

1

Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) continúa «enrabietado» y al final de la jornada, tras dos tandas libres de entrenamientos, es el más rápido para el Gran Premio de los Países Bajos que este fin de semana se disputa en el circuito de Assen, en el que Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) sufrió una fuerte caída pero sin producirse daños físicos.

Márquez, a pesar del fuerte golpe, pudo regresar a su taller tranquilamente, seguramente con las lógicas molestias por el mismo, y al aparecer las primeras gotas de lluvia decidió no salir a pista para no arriesgarse a un nuevo percance.

Y es que no comenzó demasiado bien la sesión para el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), quien sufrió una fuerte caída en la curva once del trazado neerlandés al recuperar adherencia el neumático trasero de su moto y el latigazo de la misma lo lanzó por los aires.

Márquez se propinó un fuerte golpe y dio varias vueltas con su cuerpo sobre la grava, pero afortunadamente pudo abandonar el circuito por su propio pie, no así la moto, que quedó bastante dañada.

Por entonces el piloto de Repsol Honda ya había rebajado su mejor tiempo matinal (1:34.048) al rodar en 1:33.560, lo que le aupó hasta la cuarta plaza provisional, sólo superado por el español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), el portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) y el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), si bien al final Márquez fue sexto, adelantado por su propio compañero de equipo Pol Espargaró y por Alex Rins (Suzuki GSX RR).

Todos ellos tras haber mejorado su mejor tiempo de la mañana en los minutos iniciales de la sesión, probablemente «apretando» fuerte por si comenzaba a llover, como así fue poco después en algunos puntos del trazado neerlandés, lo que supuso un serio inconveniente para todos los pilotos, imposibilitados para poder rebajar sus mejores tiempos.

La única opción era comenzar a trabajar en configuraciones para mojado por si el domingo la carrera se disputa en esas condiciones, como parecen indicar las previsiones meteorológicas, pero prácticamente todos los pilotos se quitaron el casco, se sentaron en sus talleres y esperaron para ver si mejoraban las condiciones mientras los mecánicos comenzaron a poner la configuración de lluvia en las motos.

Pero Marc Márquez fue uno de los pilotos que decidió no volver a salir a pista, sabedor de que su registro le situó en la sexta plaza y por tanto directamente metido en la segunda clasificación, por lo que el de Repsol Honda decidió darse un descanso tras el fuerte golpe y vio las evoluciones de sus rivales, en una pista completamente mojada, tranquilamente sentado en el taller.

De hecho sólo Marc Márquez, además de su compatriota Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP21) y el italiano Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) decidieron quedarse en sus talleres sin volver a salir a pista.

Alex Rins (Suzuki GSX RR) consiguió la quinta plaza de entrenamientos, con Joan Mir (Suzuki GSX RR), vigente campeón del mundo de MotoGP, séptimo, delante del francés Johann Zarco (Ducati Dsmosedici GP21), el italiano Danilo Petrucci (KTM RC 16) y el también español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP).
Se quedaron fuera de la segunda clasificación directa los dos pilotos oficiales de Ducati, el australiano Jack Miller y el italiano «Pecco» Bagnaia, además del japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), los españoles Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP21) y Alex Márquez (Honda RC 213 V), el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) o el surafricano Brad Binder (KTM RC 16).