El director técnico de la FBT, Rafel Manera. | T. Ayuga

0

El trote calienta motores en los albores de uno de sus grandes fines de semana. El Gran Premi de Manacor será el colofón a dos jornadas en las que este deporte volverá a ofrecer un espectáculo de altura en la capital del Llevant, donde la afición y la tradición adquieren una dimensión especial. El director técnico de la Federació Balear de Trot (FBT), Rafel Manera, espera disfrutar de un evento deportivo de altura.

— ¿Qué es lo que hace especial y diferente a cada edición del Gran Premi de Manacor?
— Es la gran prueba dentro de nuestro deporte en la comarca del Llevant y en el Hipódromo de Manacor. Viene tras el Gran Premi Nacional y es la segunda cita por relevancia para los ejemplares de tres años y para los aficionados. Repiten muchos participantes del Nacional y otros vienen con una motivación extra. Pero, sin duda, es una gran fiesta, son unas jornadas en las que Manacor se reivindica como un espacio y una ciudad, junto a la comarca, en la que el trote se vive con intensidad y de una manera especial por la tradición y afición que existe.

— ¿Es una ocasión de reivindicar el valor de ese espacio?
— Sin duda, pues la comarca del Llevant aglutina a la mayor parte de los aficionados. Es un referente en el mundo del trote y este fin de semana una cita ineludible para todos ellos, y para en definitiva toda la familia del trote en Mallorca.

— Más que nunca, por el cartel, coge forma su papel de ‘revancha’ del Gran Premi Nacional...
— Así es. El programa es extenso y atractivo, pero el Gran Premi de Manacor es el punto central y donde más miradas se concentrarán estos días. Y este año posee un aliciente extra, pues estarán los mejores del Gran Premi Nacional. Y eso supone un plus de cara al aficionado. Más, cuando corren los dos primeros, lo que hace que ese cartel de revancha sea todavía más sólido y más motivador para todos: los que participan y los que lo van a seguir.

— ¿Es un fin de semana que ayuda a promocionar un deporte tan nuestro como es el trote?
— Es una gran ocasión para promocionar las carreras de trote y todo lo que mueve este mundo. El Gran Premi de Manacor posee una gran historia a sus espaldas y un enorme palmarés. La de este fin de semana será su edición número 63. Esas cifras hablan de la importancia que tiene dentro de nuestra historia, siendo una de las Diadas más esperadas del año por los seguidores. Serán dos días apasionantes.

— ¿Han tenido que amoldarse a la normativa sanitaria COVID?
— A raíz de ella, hemos distribuido las carreras en diferentes franjas del programa, reservando seis carreras para la tarde del domingo, con el plato principal del Gran Premi de Manacor. Habrá un aforo máximo de mil personas por jornada y se ofrecerá la posibilidad a quienes no puedan acudir de seguirlo a través de las nuevas tecnologías. Esperemos que sea un éxito en todos los aspectos y sea una muestra más de que, poco a poco, vamos recuperando la anterior normalidad. Son días esperados y deben ser una fiesta del trote, del deporte, pero siempre cumpliendo con la normativa para poder ofrecer a los presentes un evento seguro y que tenga continuidad. En ello hemos trabajado desde la Federació Balear junto a las instituciones y ahora nos queda disfrutar de las carreras y esperar poder presenciar un buen espectáculo.