Varios nadadores, este lunes, en la piscina exterior de 50 metros de Son Hugo. FOTO : BOTA | Pere Bota

1

Más de un año después de su cierre total para proceder a la reforma integral de las instalaciones, las piscinas de Son Hugo, pero especialmente los vasos exteriores, han vuelto a tener ocupantes. Los clubes federados de natación, saltos, waterpolo y demás disciplinas acuáticas estrenarán estos días las remozadas piscinas tras un largo proceso de remodelación que, por una serie de imprevistos y trámites burocráticos, se ha retrasado hasta estas fechas, tras estar prevista la reapertura al público en primavera.

SON HUGOFOTO : BOTA
Imagen de la piscina exterior de Son Hugo, con nadadores entrenando. Foto: Pere Bota

Los saltadores o los nadadores de varios clubes isleños pudieron probar las piscinas exteriores de saltos y de 50 metros, tras muchos meses de inactividad, saldándose de esta manera una cuenta pendiente, también con los abonados del Institut Municipal de l'Esport (IME), que esperan volver a tener a su disposición este verano un recinto emblemático y que se convertirá en un modelo de sostenibilidad a nivel energético, apostando por la geotermia y la biomasa para mantener climatizada el agua de los vasos.

SON HUGOFOTO : BOTA
Un momento de las sesiones de entrenamiento de este lunes en Son Hugo. Foto: Pere Bota

Las obras de reforma de las piscinas municipales de Son Hugo, uno de los grandes legados a nivel de instalaciones de la Universiada de verano de 1999, se adjudicaron por un importe de 3,1 millones de euros.