Los karatecas Damián Quintero y Sandra Sánchez, ejercitándose durante su concentración en Calvià. | Jaume Morey

0

Son los números uno del mundo y parten como grandes favoritos a las medallas, e incluso al oro, en los Juegos Olímpicos de Tokio, los primeros en los que el karate entrarán en acción. Lo hará en un escenario emblemático como Japón y presentado como una de las más firmes opciones de presea para el equipo español, ambas en la modalidad de kata y de la mano de Damián Quintero y Sandra Sánchez, dos estrellas a nivel mundial y los mejores del planeta a lo largo del último ciclo, que esperan culminar en el podio olímpico en cuestión de unas semanas.

El seleccionador español, Jesús del Moral, con el apoyo de la Federación Balear de Karate y el Ajuntament de Calvià, ha optado por Mallorca como escenario de una primera concentración exterior previa al viaje a Tokio. El polideportivo Galatzó y el hotel MSH Mallorca Senses de Palmanova son los ejes del Mallorca Karate Clínic, en el que buscan abrirse a nuevos espacios lejos del CAR y aclimatarse a la humedad y el calor que se encontrarán en la capital nipona.

Juntos a los dos equipos de kata, subcampeones del mundo, Quintero y Sánchez trabajan estos días puliendo detalles «y sin bajar la guardia, porque lo que viene es muy ilusionante, es un objetivo por el que llevamos trabajando todos estos años y se puede decir que toda la vida», explica Sandra Sánchez, que desde 2015 es la gran dominadora en la modalidad de kata, con 52 medallas consecutivas en todas las competiciones y sin bajarse de un podio desde el ya lejano año 2015.

palma entreno seleccion española de karate foto morey
Sandra Sánchez y Damián Quintero, este martes en el polideportivo Galatzó. Foto: Jaume Morey

«Soñamos con esa medalla olímpica, si puede ser el oro, mejor. Para ello vamos a darlo todo, con la meta de llegar al día señalado lo mejor preparados y darlo todo», prosigue la karateca talaverana, considerada por la World Karate Federation como la mejor de la historia en la especialidad de kata, en la que quiere «hacer algo grande con una medalla olímpica», a la vez que espera que el escaparate de los Juegos Olímpicos «suponga un espaldarazo aún mayor para nuestro deporte».

Centrados

Si Sandra Sánchez apunta de manera clara a metal, y más concretamente al oro, en categoría masculina, el malagueño Damián Quintero atesora un oro y una plata mundialistas en kata, además de una decena de títulos europeos que le colocan igualmente como número uno en la senda hacia Tokio. «Será el estreno del karate en los Juegos y una gran oportunidad para darle visibilidad», comenta Quintero, quien espera «que se pueda recuperar más adelante dentro del programa olímpico».

palma entreno seleccion española de karate foto morey

Colgarse una medalla en los Juegos «es el objetivo para el que estamos ultimando detalles. Toca hacer un último esfuerzo y, una vez allí, la competencia va a ser dura, pero creo que vamos bien preparados y tenemos experiencia en grandes competiciones», añade Damián Quintero, emocionado «por lo que supone competir en unos Juegos, y más en Japón», contando junto a Sandra Sánchez los días para emprender el viaje más importante de sus vidas deportivas, rumbo a la gloria olímpica.