0

La cuarta edición del Trofeu Alaró de ciclismo, disputada este sábado bajo la organización de la Penya Ciclista Establiments, se quedó a medias al anularse la prueba de Primera y Segunda categorías tras un accidente múltiple que obligó a trasladar al hospital varios corredores en ambulancia al sufrir heridas de diversa consideración. Así, únicamente se pudo celebrar la prueba de Tercera categoría.

Imagen de la cola del pelotón tras el accidente.

Según fuentes de la organización, del Jurado Técnico y de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears, al paso de la prueba por el Coll des Pou, un vehículo particular se adentró en la carretera. Su presencia fue esquivada por los ciclistas que iban por delante, pero el grupo principal, ante su aparición, se vio inmerso en una múltiple caída que dejó diferentes incidencias. Entre las más destacables, dos participantes trasladados con posible fractura de clavícula y un tercero con un golpe en el rostro sin que revertiera gravedad. Además, otros varios corredores sufrían contusiones de leve importancia.

Al no poder disponer de ambulancias para poder acompañar a los ciclistas, la Guardia Civil dio por anulada la prueba principal, marcada por este percance que impidió poder completar una de las competiciones con más proyección del calendario de carretera, y que cerraba la Challenge Illes Balears de ruta, que en Primera y Segunda queda igual que a su inicio, aunque la disputa de la prueba de Tercera permitió completar la general.

En la única carrera disputada, la de Tercera, la victoria, tras 47 kilómetros de recorrido, fue para el cadete Martí Mir, con un tiempo de 1:06:43, superando en la llegada de Alaró a un amplio grupo. José Porcel (M50), Rafael Ros (M40), Pau García (júniors), Miguel Ángel Bedmar (Élites), Luis Loachamin (M30), Pedro Aloy (M60) y Caroline Liversey (Féminas) completaron el palmarés del IV Trofeu Alaró de ciclismo en ruta.