Yago Rivero posa para este diario en el polideportivo Germans Escalas. | M. À. Cañellas

0

Ha sido uno de los hombres claves dentro de la histórica temporada que ha llevado a los Mallorca Voltors a alcanzar las semifinales del playoff por el título de la Liga Nacional de Fútbol Americano. Méritos y trabajo que le han valido recibir una llamada reservada a unos pocos privilegiados.

El retorno de los Barcelona Dragons y de la Liga Europea (European League of Football) permitirá al mallorquín Yago Rivero (Palma, 2000) gozar de su gran oportunidad en la única franquicia española en una competición que arrancó el sábado con el duelo entre los Dragons y Stuttgart Surge, que cayó del lado de los alemanes (17-21). «Es un paso muy importante para llegar a ser profesional. Me llamaron directamente a mí, fueron honestos en todo momento, y acepté sin dudarlo», refiere el joven Defensive Lineman, internacional júnior con España -jugó el Europeo de 2019-, y que ha firmado por una temporada con los renacidos Dragons, que jugarán en Reus (Tarragona), tras una progresión vertiginosa.

Inicios

«Empecé con 16 años en el júnior de los Voltors. Hacía natación en el CTEIB, pero me cansé, cambié de instituto y en Sant Josep Obrer, un compañero me dijo que fuera a probar a los Voltors... Y el primer entreno fue un desastre. Pero seguí yendo, y en un par de sesiones le cogí el truco y entré a jugar con los júniors hasta ahora», relaga Yago.

La temporada ya está en marcha para Rivero y los Dragons de cara a un ejecicio en el que Alemania y Polonia copan el resto de la competición. «En España, los Dragons es lo máximo», refiere el jugador isleño, quien destaca de la European League of Football «el nivel físico, pero también el trabajo táctico. Se nota que hay entrenadores de Estados Unidos, Alemania y Canadá, que tienen más experiencia en competiciones de alto nivel».

El reinicio del proyecto de los Barcelona Dragons supone en el caso de Yago Rivero «una apuesta de futuro, para dos o tres años en el caso de los jóvenes jugadores. Creo que tenemos un equipo competitivo», añadía Rivero, que estudió Fotografía y Cine en Madrid hasta que la pandemia lo paró todo, jugando a la par en un clásico de la LNFA como los Osos de Rivas en el ejercicio 2019/20.

Agradecido

Yago Rivero se mostró «agradecido» a los Mallorca Voltors por la temporada vivida en la Isla, teniendo «aspiraciones de estar en la final, pero por las lesiones y las bajas, el equipo se vino un poco abajo. Costó remontar, pero al final logramos estar con los mejores y es importante para el club dar ese paso adelante», dice el jugador de los Barcelona Dragons, que volverán a contar con un mallorquín en sus filas tras el paso décadas atrás de Xisco Marcos, intregrante del staff de los Voltors, asistente de Andrés Gelabert en la dirección del equipo de referencia del fútbol americano en Balears.

Ahora, Yago se codeará con Wroclaw Pancers, Colonia Centurions, Berlin Thunder, Frankfurt Galaxy, Hamburg Sea Devils, Stuttgart Surge o los Leipzig Kings.

Tras la senda de Xisco Marcos

La primera aventura de los Barcelona Dragons, a inicio de los años 90 del pasado siglo, permitieron a un mallorquín disfrutar de la experiencia de la efervescente Liga Mundial. Xisco Marcos marcó un precedente al que da continuidad en la Liga Europea un Yago Rivero que quiere ser profesional.