Un visitante experimenta una demostración de intercambio de criptomonedas en la Crypto Expo de Tailandia. | RUNGROJ YONGRIT

6

«To the moon». A la luna, y sí, precisamente desde el astro han llegado las malas noticias esta semana para los inversores en el mercado digital. El derrumbe de buena parte de las criptomonedas en los últimos días ha sembrado dudas sobre el negocio y entre los inversores que auguraban un brillante porvenir en el que, incluso, se apuntaba a que podrían sustituir el dinero tradicional y acabar con los bancos. El colapso en el mercado que se ha vivido esta semana, que mantienen al bitcoin con una caída de más del 50 % desde máximos, tiene este viernes un ligero respiro y se registran subidas. Eso nada sirve para borrar el 'crash', marcado por TerraUSD y Luna.

Los inversores están huyendo de las criptomonedas en un momento en que los mercados bursátiles se han desplomado desde los máximos de la pandemia de coronavirus por los temores sobre el aumento de los precios y las malas perspectivas económicas derivadas de la guerra en Ucrania. Tanto es así que los profesionales del sector han apoderado a Luna, que ha pasado de valer 20.000 millones de dólares (19.200 millones de euros) a casi cero, como el Lehman Brothers de las criptomonedas, recordando así el 15 de septiembre de 2008, cuando la entidad financiera se declaró en quiebra y provocó un efecto dominó que derivó en la mayor crisis económica de la historia.

Terra y Luna: del éxito a la ruina

Terra es considerada una 'stablecoin', un tipo de moneda digital que se caracteriza por ofrecer una estabilidad alta frente a las criptomonedas convencionales. Es habitual que estas divisas se asocien al valor de dinero tradicional, ya sean dólares o euros. Sin embargo, al no contar con el respaldo de ningún banco necesidad otras formas de garantizar la paridad, es decir, garantizar que si inviertes un euro, recibas una unidad de la 'stablecoin' con ese mismo valor. En TerraForm Lab lo vincularon con el dólar. Para mantener el valor de este 'token' apostaron por lo que se conoce como un modelo algorítmico. Aquí es donde aparece luna, la otra criptomoneda de TerraForm Lab, que servía para respaldar el valor de su compañera. Es decir, si bajaba una subía la otra y así lo compensaban.

La criptomoneda estable TerraUSD se vio afectada por las turbulencias y rompió su paridad con el dólar, cayendo hasta los 31 centavos el miércoles. El jueves cotizaba en torno a los 47 centavos. Las criptomonedas estables son 'tokens' digitales vinculados al valor de activos tradicionales, como el dólar. No obstante, TerraUSD es una criptomoneda estable algorítmica, o «descentralizada», y se suponía que debía mantener su paridad con el dólar a través de un complejo mecanismo que implicaba su intercambio con otro 'token' de libre flotación.

Illustration shows Terra logo and U.S. dollars

«El colapso de la paridad de TerraUSD ha tenido algunos efectos desagradables y predecibles. Hemos visto una amplia liquidación en BTC, ETH y la mayoría de las monedas ALT», dijo Richard Usher, de BCB Group, refiriéndose a otras criptodivisas. Incluso las criptomonedas estables respaldadas por activos tradicionales mostraron señales de tensión el jueves.

¿Qué pasa con las otras criptomonedas?

Las criptodivisas han sido arrastradas por una liquidación de los activos de mayor riesgo, que ha cobrado fuerza esta semana tras datos que mostraron que la inflación de Estados Unidos sigue alta, aumentando el temor de los inversores al impacto económico de un endurecimiento agresivo de la política monetaria de los bancos centrales. La venta ha llevado el valor de mercado combinado de todas las criptomonedas a 1,2 billones de dólares, menos de la mitad que en noviembre, según datos de CoinMarketCap.

Thailand Crypto Expo in Bangkok

El bitcoin, la mayor criptodivisa por capitalización de mercado, tocó un mínimo de 25.401,05 dólares el jueves, su nivel más bajo desde el 28 de diciembre de 2020, para luego recortar la caída a un 2,1 % a 28.400 dólares. En las últimas ocho sesiones, ha perdido casi un cuarto de su valor, o alrededor de 10.700 dólares, y ha bajado más del 37 % en lo que va de año. El bitcoin también ha bajado casi dos tercios desde su máximo de 69.000 dólares en noviembre de 2021. La correlación del bitcoin con el Nasdaq Composite ha aumentado recientemente y ahora está cerca de su nivel más alto de todos los tiempos, según datos de Refinitiv.

El Nasdaq se ha desplomado alrededor de un 8 % en lo que va de mes. El ether, la segunda criptomoneda más importante del mundo, llegó a caer casi un 15 % el jueves, a un mínimo de 1.700 dólares. A diferencia de los anteriores desplomes de los mercados financieros, en los que las criptodivisas se mantuvieron prácticamente intactas, la presión de venta de estos activos en esta ocasión ha socavado el argumento de que son depósitos de valor fiables en medio de la volatilidad del mercado.