Los agentes vigilaron el pasado fin de semana que las terrazas de los bares cumpliesen las normas sanitarias. | T. Ayuga

6

Días decisivos para el avance de la pandemia en Mallorca. La Isla entra de lleno en el primer tramo de su desescalada con una gran reto: mantener la buena situación sanitaria de las últimas semanas. La apertura de bares, centros comerciales y la vuelta del deporte son un paso más hacía la nueva normalidad. Las nuevas medidas se aprobarán este viernes en reunión extraordinaria del Consell de Govern y no se revisarán hasta el próximo 11 de abril.

Los contagios a la baja y la mejora de la presión hospitalaria han permitido que el Govern relaje algunas de las restricciones comunitarias, siempre haciendo hincapié en la «prudencia y responsabilidad» de las medidas individuales. De esta forma, Mallorca afronta esta segunda quincena de marzo con un alivio de medidas similar al de antes de las fiestas navideñas.

Las terrazas de los bares y restaurantes permanecen abiertos, hasta las 17 horas, desde el pasado 2 de marzo. También volvieron a abrir los grandes centros comerciales de lunes a viernes con el 50 % de aforo, así como los gimnasios también con limitaciones.

La semana que viene, Mallorca avanzará un poco más en su desescalada. A partir del próximo lunes, bares y restaurantes podrán abrir su interior, según ha confirmado el Govern. La apertura se hará con limitaciones de aforo, el 30 por ciento de la capacidad total, y también de horario, hasta las 17 horas como hasta el momento. Aun así, el Ejecutivo avisa a los hosteleros que el Govern está muy vigilante para que no haya un descontrol.

Con este alivio de las medias también regresa poco a poco la vida social. Las reuniones sociales y familiares se mantienen en un máximo de seis personas en dos núcleos de convivencia. Tienen la consideración de reuniones familiares o sociales las celebraciones de cumpleaños. A pesar de esto, entre los días 26 de marzo y 11 de abril, ambos incluidos, las reuniones familiares en espacios privados solo podrán tener la participación de miembros de un único núcleo de convivencia.

La buena evolución de la situación epidemiológica también permitirá que las grandes superficies y centros comerciales puedan abrir los sábados a partir de este día 13. El aforo, que se mantendrá al 50 % de lunes a viernes, se reducirá al 30 % los sábados. Los aparcamientos seguirán teniendo un aforo del 50 %. Los domingos y festivos deberán permanecer cerrados, al igual que el pequeño y mediano comercio, a excepción de los esenciales. El cierre se mantiene a las 20 horas.

Noticias relacionadas

Por lo que hace referencia a las playas, se permitirá el acceso pero permanecerán cerradas por las noches. Los grupos máximos serán de seis personas, provenientes de dos grupos de convivencia. El uso de las mascarillas a las reuniones sociales en las playas será obligatorio.

Este fin de semana también llegará la desescalada para el deporte balear. Hasta ahora se permitía un máximo de 3 entrenamientos semanales de deportes de equipo y de contacto, con posibilidad de contacto físico a deportistas federados a partir de 12 años. A partir de ahora, se permiten la práctica y un máximo de tres entrenamientos semanales de deportes de equipo y de contactos, con posibilidad de contacto físico a deportistas federados a partir de 6 años. Y se permiten las competiciones de deportes de equipo y de contacto exclusivamente para deportistas federados a partir de 12 años, pero solo se podrá competir en el ámbito insular.

Los gimnasios podrán tener las salas de actividades abiertas al público con una reducción de la capacidad del 30 % de cabida máxima autorizada habitual, y se permite la presencia simultánea de un grupo de máximo 10 personas en actividades de baja intensidad y de 6 en las actividades de alta intensidad, siempre con mascarilla. Las salas de musculación pueden abrir con un 30 % de aforo y mascarilla obligatoria. Es obligatoria la presencia de medidores y la ventilación. Los vestuarios podrán tener una capacidad al 30 %, permitiendo el uso de duchas, de forma alternada.

En cuanto a la movilidad, desde el jueves 4 de marzo, se exige una prueba negativa a viajeros nacionales que quieran entrar en las islas si provienen de territorios con una incidencia acumulada a 14 días (IA14) superior a 100 casos por cada 100.000 habitantes. En estos momentos, solo cinco comunidades autónomas están por debajo del umbral de los 100 casos. Estas son Castilla-La Mancha; Comunitat Valenciana; Extremadura, Murcia (86,82) y La Rioja (76,39). El listado de comunidades que deben presentar PCR se actualizará el 18 de marzo. Las movilidad quedará todavía más restringida de cara a la Semana Santa, cuando del 26 de marzo al 9 de abril se produzca un cierre perimetral de toda las comunidades, excepto Baleares y Canarias.

Paralelamente a la desescalada, continua la vacunación de diferentes en grupos en Mallorca. De momento, Salut ha puesto un total de 100.441 dosis contra la COVID-19 y 27.187 personas ya han sido inmunizadas. El Servei de Salut empezará la segunda fase a partir del 15 de marzo que es cuando se habilitarán el resto de puntos de vacunación masiva, este lunes empezó a funcionar el de Germans Escales, en Palma.

El avance de la vacunación y la buena situación sanitaria de las últimas semanas han permitido avanzar hacia la desescalda, este jueves Baleares ya si sitúa en riesgo bajo de contagios. Actualmente, Baleares tiene una incidencia acumulada a 14 días por 100.000 personas de 49,41. La IA14 en Mallorca se sitúa en 50,89.