7

El Sindicato Unificado de Policías (SUP) de Baleares ha criticado la «nefasta» gestión del Govern y la Delegación del Gobierno en las islas basada en la «improvisación» para actuar ante la llegada de pateras al archipiélago en tiempos de pandemia.

El sindicato policial ha censurado en una nota que en el último fin de semana, los migrantes llegados en patera a las islas así como agentes estuvieron «largas» horas en un dique portuario a la intemperie y que algunas de estas personas dieron positivo por COVID-19.

Los agentes tuvieron que custodiar a los migrantes contagiados en el garaje de la Jefatura Superior de Policía en Baleares, unas dependencias que «no cumplen las mínimas medidas de protección y seguridad» para velar por la salud de policías y migrantes, que pasaron «horas tirados en el suelo».

El SUP ha denunciado que el Govern y la Delegación del Gobierno en las islas no han facilitado a 11 personas migrantes un lugar para pasar la cuarentena, al ser considerados contactos estrechos de los contagiados, y que dos de ellos, de manera voluntaria, han estado en dependencias policiales bajo custodia policial.

Ha asegurado que el gobierno que preside Francina Armengol y la institución que dirige Aina Calvo «han tenido tiempo de implementar medidas, pero de momento no ha está siendo así».

Desde el sindicato han reiterado a las autoridades más recursos y medios materiales, así como más policías para dar una respuesta «eficaz» a la llegada de pateras a las islas y que esta gestión en tiempos de pandemia se haga bajo unas condiciones «dignas y seguras» para el cuerpo policial.