Imagen de la concentración. | Pere Serra

18

Unas 500 personas han participado en una concentración de rechazo a los delitos homófobos a raíz del asesinato del joven Samuel Luiz en A Coruña. La protesta ha sido convocada por el colectivo Ben Amics y se ha llevado a cabo en las escaleras de la Plaça Major.

La presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado, ha sido la encargada de leer un manifiesto en el que afirmó que «Samuel podrías haber sido tú o yo. Podría haber sido cualquiera de las personas LGTBI+. Su asesinato podría haber sido el final en muchas agresiones lgtbicas que estamos viviendo en los últimos meses. Los discursos de odio y violencia no pueden tener cabida en nuestra sociedad. No son casos aislados, sino que ocurren en un contexto social que les permite y fomenta estas actitudes debido al auge de la extrema derecha y la reproducción de los discursos de odio contra nuestro colectivo, lo que está provocando un aumento alarmante de agresiones lgtbicas. Instamos a gobiernos e instituciones, y también a la sociedad, a comprometerse para luchar unidas contra el odio que continúa matándonos hoy».

Por la mañana, el área de Justícia Social, Feminisme i LGTBI del Ajuntament de Palma, que dirige Sonia Vivas, convocó un minuto de silencio por la muerte de Samuel.

Posteriormente y antes de la concentración, el artista Amadeo Orellana pintó un lazo negro sobre la bandera arco iris que él mismo creó hace unos días con motivo del Día del Orgullo.

Noticias relacionadas

Orellana, que comentó a este periódico haber sufrido dos agresiones homófobas en el pasado, explicó que «he realizado esta acción para que se haga justicia y se descubra a los asesinos. Como la mayoría, siento indignación, frustración y rabia por lo ocurrido. Quería aportar mi granito de arena».

CONCENTRACIO LGTBI+FOTO:PERE BOTA

CONCENTRACIO LGTBI+FOTO:PERE BOTA
Varios momentos de la concentración. Fotos: P.Bota