‘Gaia’, en medio, con un grupo de menores a primera hora del día. | Jaume Morey

1

Las actividades del verano vuelven con más fuerza que nunca como alternativa a un año muy atípico para los más pequeños. La Fundació Pere Tarrés acoge hasta el 31 de julio tres escuelas de verano en Mallorca para niños en riesgo de exclusión social. Además, del día 7 al 13 de agosto también organizará unas colonias becadas para otros 50 menores con familias sin recursos en Binicanella, en el término de Bunyola.

En total, más de 165 menores entre seis y 16 años –200 si sumamos las colonias en Binicanella– participarán con beca en la Escuela de Verano Can Tàpera, de Verge de Lluc y en el CEIP Alexandre Rosselló. La Fundación vuelve a traer a los centros a la superheroína favorita de los niños, ‘Gaia’, quien ofrecerá cada semana diferentes retos que este año tendrán que ver con el desarrollo sostenible.

Los menores esperan cada mañana en el patio a que aterrice ‘Gaia’ con su capa roja. Su misión es enseñar a los menores cómo los pequeños cambios pueden beneficiar el Planeta. Luego, en grupos entran a las aulas donde continúan con las monitoras las actividades de la jornada. El día para estos jóvenes termina sobre las 16. 00 horas y cuentan con servicio de comida.

Becas

«Colaboramos con escuelas de barrio para ofrecer becas a familias en situación de vulnerabilidad», explicó ayer la delegada de la Fundació, Maribel Trujillo. Detalló que los Servicios Sociales derivan a estos alumnos a la entidad. Por otra parte, Pere Tarrés organiza actividades de verano en un casal no becado para veinte personas.

La Fundació se compromete un año más con los más necesitados. Ya el año pasado iniciaron jornadas durante todos los meses estivales en tres escuelas de barrio, a pesar de la situación del coronavirus, mientras que éste lo hacen con una fuerte mirada a las familias con menores que más lo necesitan.

La delegada recordó la campaña ‘Ningún niño sin colonias’, que se desarrolla además en Balears. Un reciente estudio de la entidad muestra las necesidades sociales de las familias que solicitan becas para disfrutar de las actividades durante julio y agosto. El 30 % de éstas, añadió Maribel Trujillo, han recibido por primera vez esta subvención.