Imagen del acto este martes. | CAIB

0

Los consellers d'Hisenda de Baleares y de la Comunitat Valenciana, Rosario Sánchez y Vicente Soler, han reclamado este martes al Gobierno de Pedro Sánchez que el nuevo sistema de financiación incluya más recursos para las comunidades autónomas como una forma de acabar con el proceso de infrafinanciación de ambos territorios.

La consellera balear ha destacado que tanto Baleares como la Comunidad Valenciana son dos territorios donde crece la economía, algo no se traslada al crecimiento del PIB per cápita «por un modelo muy intensivo en mano de obra, que crece mucho, atrae a mucha gente a trabajar e implica una pérdida de productividad». «Necesitamos recursos en forma de infraestructura se inversiones y una financiación estable. Necesitamos un sistema con más recursos y que no permita una minoración de la deuda acumulada», ha señalado la consellera.

Sánchez considera que el debate debe abordarse de forma urgente y ha lamentado el poco peso de las comunidades autónomas en la toma de decisiones fundamentales que se abordan en el Consejo de Política Fiscal. «El debate de la reforma de financiación es ineludible», ha dicho.

El consejero valenciano, Vicent Soler, ha destacado la voluntad de cambiar el modelo «porque todas las comunidades están infrafinanciadas». Ha destacado que la Constitución habla de suficiencia y de equidad, algo que no se está cumpliendo. «Lo que queremos es algo que beneficie a todas las comunidades, sin olvidar la solidaridad, por eso hay que desdramatizar este debate», ha dicho. Soler ha añado que en la Comunitat Valenciana ya no hay deuda por grandes inversiones, pero sigue subiendo porque hay un déficit estructural. Pidió que nadie se sienta discriminado a la hora de abordar la cuestión.

El economista Guillem López Casanovas ha señalado que el Estado debe reconocer a través del sistema de financiación la población real y ha señalado que el crecimiento de población de ambos territorios no se ha compensado con más recursos. Ha destacado que ellos ha generado un gran nivel de deuda que no ha servido para acabar con ajustes en los servicios públicos, algo que ha afectado especialmente a la Comunidad Valenciana.

Para Francisco Pérez, director d’investigació de l’Institut Valencià d’Investigacions Econòmiques (IVIE), España ha hecho una descentralización desequilibrada. «El funcionamiento del Estado es centralizado y está muy lejos del equilibrio entre estado y comunidades autónomas», ha dicho. Ha añadido que Baleares y Valencia salen perjudicados porque fallan los tres instrumentos de nivelación: hay una financiación inadecuada, una gestión de la administración central reequilibradora y faltan políticas de desarrollo regional.