Patricia Gómez, durante su comparecencia en el Parlament. | Pere Bota

23

La consellera de Salut, Patricia Gómez, recordó este martes que todavía se espera la llegada de centenares de estudiantes este verano a Balears y, además de justificar las actuaciones del Ejecutivo, insistió en la necesidad de actuar con prudencia porque el virus sigue.

Gómez, respondiendo a una pregunta de la diputada de Podemos Cristina Mayor, afirmó que «todavía tenemos mil estudiantes pendientes de venir» y que pese a las recomendaciones en sentido contrario «los viajes de estudios no están prohibidos».

Posteriormente, desde la Conselleria de Salut se aclaró a Ultima Hora, que la referencia a mil estudiantes partía de una valoración que le hizo hace una semana Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. También se precisó que ya no se trataba de viajes multitudinarios, que las agencias los habían suspendido y que los grupos serían de un máximo de veinte y que serían precisas PCR o pautas de vacunación completa.

La consellera justificó en todo momento las medidas tomadas por el Ejecutivo, también la de considerar «contactos estrechos» y exigir confinamiento para quienes tuvieran contacto con positivos y que así se establecía en los protocolos del Ministerio de Sanidad aunque fueran puestos en duda por el auto judicial que anuló el confinamiento del hotel Bellver. La consellera leyó un informe de Fernando Simón y Pilar Aparicio (directora general de Salud Pública) justificando las cuarentenas para contactos estrechos aún siendo negativos. Será la consellera Garrido (Presidència) la que comparezca la próxima semana para dar explicaciones sobre la vertiente judicial del caso. Gómez se centró en la sanitaria.

El PP, a través de la diputada Margalida Duran, acusó al Govern de «pasar de la soberbia a la chulería» y de no asumir ninguna responsabilidad política. El PP, al igual que Vox, tienen claro donde situar el origen de los contagios: en los conciertos de la plaza de toros de Palma.

Reclama «acciones legales»

Gómez dijo que a ese espectáculo, «superdimensionador del virus» –y por el que sus organizadores han sido multados con 200.000 euros– hay que añadir el incumplimiento de normas de seguridad durante el viaje, la participación en fiestas en la calle y «en subterráneos» y los conciertos y fiestas en las habitaciones de los hoteles. Además, instó al Gobierno central a emprender «acciones legales» contra las agencias y y organizadores.

La consellera afirmó que «hay situaciones que se pueden prever y otras no», que naturalmente que hace autocrítica pero «no soy responsable del contagio» y que se aumentarían los rastreadores.

La comparecencia de ayer había sido solicitada por la propia consellera (es la que hace 15 desde que se inició la pandemia) aunque antes de solicitarla, Cs se había adelantado a reclamarla. El portavoz de este partido en el debate, Juanma Gómez, también pidió que «se asuman responsabilidades en su departamento».