El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. | Efe

4

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anteproyecto con el primer paquete de medidas consensuadas con patronal y sindicatos para la reforma de pensiones, que volverán a ligarse, por ley, a la evolución de la inflación.

El acuerdo también supone derogar el factor de sostenibilidad y da de plazo hasta noviembre para fijar un nuevo mecanismo de ajuste, que empezará a operar en 2027.

Esta primera pieza de la reforma afecta asimismo a los coeficientes reductores para prejubilaciones e incluye diversas medidas para extender, de forma voluntaria, las carreras laborales con el objetivo de ir acercando la edad real de jubilación a la legal.

El objetivo es que, tras la tramitación parlamentaria, todas las medidas estén en vigor en enero de 2022.