Los contagios siguen desbocados en Baleares. | ARCHIVO

35

La Ponencia de Alertas del Ministerio de Sanidad ha propuesto a las autonomías, en una reunión mantenida este lunes, cerrar el ocio nocturno y estudiar la posibilidad de aplicar un nuevo toque de queda ante el resurgimiento de casos de contagio de coronavirus. Sin embargo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado este mismo martes aprobar más medidas desde el Ejecutivo.

Según han informado a Europa Press fuentes autonómicas, los técnicos de Sanidad consideran necesario tomar medidas «de manera urgente» para frenar la transmisión del virus, para lo cual también proponen limitar el horario nocturno en los interiores de aquellos establecimientos en los que no se puedan garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención.

Además, abogan por suprimir la celebración de los eventos multitudinarios si no se pueden garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, y señalan que la organización de estos eventos deberá estar sujeta a las recomendaciones incluidas en el documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19'.

Otras medidas que han propuesto los expertos del departamento que dirige Carolina Darias pasan por garantizar la disponibilidad de hoteles u otros recintos para la correcta realización de cuarentenas y aislamientos cuando no se pueda garantizar la realización de manera adecuada en su domicilio.

Del mismo modo, aconseja valorar la realización de cribados en grupos de población de interés tras una valoración del riesgo desde salud pública según la situación de cada territorio. Algunos ámbitos a valorar podrían ser grupos de edad definidos (jóvenes) aprovechando el momento de la vacunación o de forma estratégica ante determinados brotes o en determinados ámbitos.

La Ponencia de Alertas subraya también la necesidad de valorar la instauración de limitaciones de horario nocturno para la movilidad, y de reforzar los equipos implicados en las actuaciones de prevención y control de la transmisión, especialmente de Salud Pública y atención primaria, incluido el apoyo del ejército para tareas relacionadas con la gestión de contactos.

«Mientras continúe el incremento de la transmisión, los protocolos de actuación deberán adaptarse a un escenario de mitigación que permita la priorización de recursos y flexibilización de procesos para un adecuado seguimiento de la situación. Se debe insistir en la importancia de cumplir las medidas de prevención de la transmisión especialmente en los ambientes de mayor riesgo como el ocio, promoviendo opciones de ocio responsable por parte de los ayuntamientos y entidades locales», zanjan los técnicos de Sanidad.

Noticias relacionadas

Por su parte el Govern balear analiza qué medidas adoptará en su reunión extraordinaria de este viernes para intentar contener el aumento de casos de coronavirus sin parar la reactivación económica.

Sánchez descarta aprobar más medidas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado aprobar más medidas para hacer frente a la pandemia que las ya acordadas por el Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas, tras la petición realizada por Castilla y León de un toque de queda y de Cataluña, del cierre del ocio nocturno debido al incremento de casos que se viene dando en los últimos días. Eso sí, ha reclamado a los jóvenes «que no bajen la guardia» ante el virus.

Así se ha pronunciado este martes desde Tallín donde está de visita oficial y ha participado en una rueda de prensa con la primera ministra Kaja Kallas. El jefe del Ejecutivo español ha empezado afirmando que había explicado a la primera ministra de Estonia que en España hay un sistema descentralizado, que la Sanidad está en manos de las autonomías y que es necesario compartir con ellas las decisiones.

En este sentido, ha señalado que los gobiernos autonómicos pueden «dar una serie de respuestas» en función de cuál es la evolución de la pandemia en cada uno de los territorios. Por ello, ha apuntado que «no es necesario aprobar nada mas que lo que está acordado por el Ministerio de Sanidad con las CCAA».

A partir de ahí, ha afirmado que «lo importante es seguir con el proceso de vacunación», recordando que se está avanzando de forma extraordinaria con más de 3,5 millones de dosis administradas a la semana y algunos días hasta 730.000. Algo que, en su opinión, refleja el extraordinario sistema sanitario español, lo extraordinario que son sus profesionales y el deseo de la ciudadanía española de vacunarse. Por ello se ha mostrado convencido de lograr el compromiso del 70 por ciento antes del verano.

No obstante, Sánchez ha querido enviar un mensaje a la población más joven ya que es en la que se están dando ahora los mayores niveles de incidencia. Les ha pedido que no bajen la guardia y que aunque es entendible que tienen fatiga y que se acaba el curso, es «importante preservar la prudencia». Les ha recordado que no solo pueden «lastimarse» ellos señalando que también se dan casos graves entre los jóvenes, sino que además pueden hacer enfermar a las personas más mayores y los más vulnerables.