El presidente del Gobierno interviene este martes en la Reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. | Efe

2

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó este martes en Davos que España inicia «una carrera de fondo» para convertirse en un referente en la industria de los semicoductores. Sánchez participa en diversos actos de la segunda jornada del Foro Económico Mundial que se celebra en esta localidad suiza y aprovecha su presencia para reunirse con los consejeros delegados de varios gigantes tecnológicos. En concreto, a lo largo del día mantiene encuentros con los máximos responsables de Intel, Qualcomm, Micron y Cisco, a los que está exponiendo detalles del proyecto estratégico (perte) sobre microchips y semiconductores que aprueba este martes su Consejo de Ministros.

Un proyecto que, según reveló Sánchez ante el plenario del foro, contará con algo más de 12.000 millones de euros, mil más de los previstos inicialmente. Tras su reunión con Cristiano Amon, consejero delegado de Qualcomm, la primera empresa mundial en diseño de microchips, el presidente del Gobierno resumió en las redes sociales la meta que se propone su Ejecutivo en este ámbito. «España inicia una carrera de fondo para convertirse en un referente en la industria de los semiconductores y queremos que Qualcomm sea un socio clave», subrayó.

A su juicio, España es el lugar perfecto para desarrollar aplicaciones de realidad extendida e inteligencia artificial. Sánchez se entrevistó también con el consejero delegado de Intel, Pat Gelsinger, al que agradeció haber elegido España, en concreto el Centro de Suprcomputación de Barcelona, para el laboratorio pionero de procesadores RISC-V.

Le trasladó igualmente que con el proyecto estratégico sobre microchips, España aspira a crear un ecosistema sólido para el futuro de la computación en Europa y atraer grandes inversiones en semiconductores. Sánchez, que se reunirá también a lo largo de la jornada con el consejero delegado de Cisco, Chuch Robbins, se entrevistó asimismo con el máximo responsable de Micron, Szanjay Mehrotra. En esa conversación recalcó que España quiere liderar el objetivo de ubicar el 20% de la producción mundial de semiconductores en Europa y ser «el anfitrión ideal» para las inversiones de Micron.