Imagen del hotel Artmadams. | Jaume Morey

30

Tras dos dictámenes desfavorables de la Comissió de Centre Històric, el Consell de Gerència d'Urbanisme del Ajuntament de Palma ha aprobado este martes la denegación de la licencia de pinturas de la fachada del hotel Artmadams.

Los informes desfavorables se han sumado además a la negativa a retirar el mural en cuestión, por lo que el área deniega la legalización en base a los criterios estrictamente técnicos de protección del patrimonio e impacto visual en un barrio singular.

Según el Consistorio palmesano, en aplicación del artículo 337 del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) vigente, una modificación de la fachada podrá llevarse a término de acuerdo al proyecto adecuado que garantice un resultado homogéneo del conjunto arquitectónico. El área «aplica el criterio técnico del planeamiento vigente, por el impacto visual en el entorno urbano de un barrio singular y la no correspondencia con los valores arquitectónicos del edificio racionalista».

En el próximo Consell de Gerència d'Urbanisme aprobará la orden de retirada de las pinturas en un término máximo de 30 días. Si no se retira, se impondrán multas. La multa inicial se calcula en base al 10 por ciento del coste de la intervención.