Federico Chacón, Joana Maria Adrover y Guillermo Mascaró. | Redacción Local

14

El Ajuntament de Palma adelanta a este jueves el inicio del operativo extraordinario contra el botellón y el incivismo que llevarán a cabo de forma conjunta la Policía Local y la Policía Nacional hasta el sábado por la noche.

La regidora de Seguretat Ciutadana, Joana Maria Adrover, ha comparecido este jueves junto al delegado de Participación Ciudadana de Balears de la Policía Nacional, Federico Chacón, y el mayor de la Policía de Palma, Guillermo Mascaró, para anunciar el nuevo dispositivo extraordinario que se sumará al ordinario de cada noche a fin de evitar aglomeraciones de personas en calles o plazas para practicar el botellón.

En esta ocasión, indicó la edil, además de controles de alcoholemia y del cierre de calles en polígonos, como la semana pasada, también se actuará en la Playa de Palma y en puntos del centro de la ciudad donde se han detectado esta conductas incívicas, como Santa Catalina.

El dispositivo de la semana pasada, recordó Adrover, concluyó con 331 vehículos controlados, 449 personas identificadas, 300 actas levantadas, 31 etilometrías realizadas, 11 vehículos inmobilizados y una persoba detenida por conducir bajo los efectos del alcohol.

La regidora hizo un llamamiento a «no acudir a botellones», al civismo y la responsabilidad, «pues no todo puede quedar en manos de la policía».

También recordó que los responsables del concierto de la Plaza de Toros en el que se incumplieron las normas COVID «se enfrentan a una multa de 200.000 euros, derivada de la actuación de la Policía Local y del Cuerpo de Inspección del Govern»