Imagen de una de las galeras de Palma. | Pilar Pellicer

9

El teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha explicado este miércoles que la Junta de Gobierno ha aprobado elevar a pleno la modificación de la ordenanza de galeras para introducir un apartado en el que se introduce la prohibición de que los caballos trabajen cuando la Agencia Estatal de Meterología (AEMET) declare alerta meteorológica por aviso amarillo, naranja o rojo por altas temperaturas. En una nota de prensa, Cort ha indicado que la modificación que ahora se eleva a pleno, también estipula que «los conductores de galeras tendrán que suspender el servicio cuando aprecien que el vehículo o la caballería no cumplen las condiciones de seguridad, higiene, comodidad o estado físico».

Esta modificación de la ordenanza tiene por objetivo evitar que las galeras circulen este verano con altas temperaturas. Dalmau ha explicado que esta modificación irá al pleno de mayo. «Esta modificación puntual de la ordenanza irá al pleno de mayo y permite regular dentro de la ordenanza las oleadas de calor para que se suspenda el servicio de galeras cuando hay temperaturas altas», ha explicado. El Ayuntamiento ha recordado que en 2018 esta suspensión del servicio se aprobó mediante un Decreto de Alcaldía.

Posteriormente, el Juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Palma estimó parcialmente un recurso contra este Decreto y estipuló que la forma para introducir esta prohibición debía hacerse mediante una modificación de la Ordenanza, y no mediante un Decreto. El teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha explicado que desde el equipo de gobierno están trabajando para encontrar una alternativa a este atractivo turístico que funciona con animales.