Imagen del edificio. | ARCA

3

La Asociación para la Revitalización de Centros Antiguos de Palma (ARCA) ha lamentado que el área de Urbanismo del Ajuntament de Palma haya concedido la licencia de demolición de un edificio racionalista en calle Blanquerna que ARCA había logrado, temporalmente, parar hace unos meses. Según ha informado ARCA en nota de prensa, el Consejo de Gerencia de Urbanismo ha otorgado este martes una licencia de demolición a un edificio racionalista del arquitecto Guillem Muntaner, situado en la calle Blanquerna, número 20, del que la Asociación había conseguido, temporalmente, evitar su destrucción. «El ensanche de Palma se va perdiendo por falta de planteamiento adecuado. El nuevo PGOU no soluciona los problemas de pérdida de identidad y autenticidad. El catálogo es insuficiente y la mayor edificabilidad y la posibilidad de hacer aparcamientos subterráneos favorecen la sustitución de los edificios originales», ha lamentado.

ARCA ha respondido así a que el Consejo de Gerencia de Urbanismo haya otorgado licencia de demolición a un edificio racionalista del arquitecto Guillem Muntaner, en la calle Blanquerna, del que la Asociación había conseguido, temporalmente, evitar su destrucción. Una noticia que ha sorprendido a ARCA porque, en un principio, el gerente de Urbanismo parecía haber atendido los argumentos de la Asociación y había explicado que estaba en conversaciones con el promotor, quien quería demoler el inmueble para hacer aparcamientos subterráneos. De hecho, de acuerdo con la Asociación, el gerente explicó en la Gerencia de Urbanismo que, aun así, al ser Blanquerna una calle de peatones, no le darían permiso para vado y circulación.

Además, ha continuado exponiendo ARCA, el asombro de la noticia se produce a tenor de que «se da la circunstancia que Blanquerna, 20, forma un conjunto arquitectónico con los dos edificios de su derecha, el último, esquina con la calle de Pere Martel». «La estructura y estética de los tres edificios indica que son de la misma autoría», ha advertido y ha añadido que «se trata, además, de un edificio de estilo racionalista, que representa una muestra de la arquitectura del ensanche de Palma». «El arquitecto es Guillem Muntaner y el año de construcción fue 1941», ha apuntado asimismo. Por ello, ARCA, que ya había solicitado la catalogación de los tres inmuebles, ha decidido mantener su petición, aportando un nuevo argumento para sustentar su solicitud, «el único otro edificio que conforma la isleta en el frontal de Blanquerna, en este caso esquina con la calle de Antoni Marquès, sí está catalogado».

Por lo tanto, ha hecho hincapié, «demoler Blanquerna, 20 implica destruir la armonía de la impronta de la historia reciente de la arquitectura en todo un frontal de Blanquerna y de esta isleta». «Manifestamos nuestra indignación por la falta de respeto de la historia del Ensanche, por un catálogo más que insuficiente y, en este caso, además, por la falta de información hacia nuestra entidad desde Urbanismo, puesto que nos hemos encontrado la demolición sobre la mesa cuando la última información, como se ha explicado, era que las conversaciones estaban encaminadas hacia su conservación», han dicho desde ARCA, concluyendo que estudiarán si es posible llevar adelante alguna acción más para proteger el inmueble.