Imagen del acto. | Assumpta Bassa

18

Antoni Alomar Mas, Francesca Llull Font, Francesca Salas Llull, Pere Llull Fullana y Miquel Palmer Duran. Cinco nombres, cinco historias y cinco víctimas del franquismo que este domingo pudieron volver a casa y tener una sepultura digna. El silencio de tantos años se ha roto y, aunque tarde, se ha hecho justicia. El cementerio de Son Coletes de Manacor acogió un emotivo acto de entrega, a sus familiares, de las cinco víctimas recuperadas en las excavaciones llevadas a cabo, por el Govern, el verano pasado. Hubo mucha emoción y muchos sentimientos. Asistieron alrededor de 150 personas.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, junto con el vicepresidente, Juan Pedro Yllanes, el alcalde de Manacor, Miquel Oliver y representantes de las asociaciones memorialistas, participaron en el acto. Gracias a los análisis de ADN y los estudios antropológicos de los restos exhumados se reveló la identidad de estas víctimas. Los restos se entregaron a las familias que posteriormente pudieron enterrarlos en la intimidad.

El alcalde Oliver se dirigió a las familias y dijo «recogéis algo más que sus restos, recogéis su historia y su dignidad. Recogemos también la verdad que se desvanecía bajo metros de tierra pero que hoy damos a conocer».

Maite Blazquez, portavoz de la Comissió de Desapareguts i Fosses de les Illes Balears, intervino en nombre de las familias. «Actos como el de hoy rompen el silencio y honran a las víctimas».

El vicepresidente Yllanes afirmó que «hoy ponemos fin a más de 80 años de espera». Asimismo anunció que se pondrá en marcha el tercer plan de fosas, en el que estará una segunda fase de exhumación de Son Coletes.

Armengol destacó que «es un acto de amor infinito, de gratitud, de perdón, de reparación y sobretodo de justicia». La presidenta agradeció la labor llevada a cabo por las diferentes asociaciones y historiadores que, durante años, han investigado para poder devolver los restos a sus familias.

Algaida quiso rendir homenaje a una de las víctimas, el alcalde republicano Pere LLull. Los restos se trasladaron a la sala de plenos y por la tarde, a las 19,30 horas, se hizo el traslado oficial al cementerio donde se le dio tributo. La alcaldesa de la localidad, Maria Antònia Mulet, manifestó que «es un día de emociones. En Pere es el símbolo de todo los desaparecidos».

son coletesmanacor (2).jpg