Llegados de Perú, Estados Unidos, Roma o de distintos puntos de España, esta semana se reúnen en Capítulo 24 franciscanos de la Tercera Orden Regular de la provincia española. Lo hacen en Cura. | T. Ayuga

2

Los integrantes de la Tercera Orden de Penitencia de San Francisco (Franciscanos TOR) de la provincia española (España, Perú y Estados Unidos) han elegido Mallorca para reunirse durante esta semana en Capítulo en el santuario de Cura (Algaida). Allí, analizan los temas más centrales que confieren a su orden. Entre sus preocupaciones destacan la falta de vocaciones entre los más jóvenes.

El encuentro se ha retrasado tres meses debido a la situación sanitaria. Además, ha de servir para renovar en el cargo el puesto de Provincial. Una tarea que hasta estos días ocupa el algaidí padre Jaume Puigserver y que, mañana viernes, asumirá el padre Manolo Romero, procedente de Quintanar (Toledo).

A la vez, está presente en Cura el Padre General de toda la orden, el padre Amando Trujillo. Este religioso mexicano es el representante de la comunidad ante el Papa en Roma. Trujillo indica que «Cura, lugar en el que Ramon Llull tomó toda su fuerza y su iluminación, nos sirve como espacio histórico de oración y estudio». Desde el lunes analizan en el santuario el trabajo realizado desde el último Capítulo, hace cuatro años, y ponen sobre la mesa los retos de futuro.

Trujillo indica que «en estos momentos una de las encrucijadas que tenemos es redefinir el rumbo de la orden ante la falta de vocaciones existente. Una situación que tenemos aquí, en Mallorca o en Europa pero que no ocurre en Perú o Filipinas». Estos días en Cura, también se ha hablado de redes sociales como herramienta para acercarse a los jóvenes. El padre Pere Ribot, Ministro local de Mallorca, incide que «tenemos que seguir trabajando en la educación, pero en una enseñanza consciente. Vivimos en una sociedad más del envoltorio que del contenido y queremos ayudar a saber que hay en el contenido». «Somos conocedores de que, en la sociedad actual, la parte religiosa esta marginada pero sabemos que Dios permanece allí y debemos trabajar para sacarlo a relucir», dice Ribot.

Otro de los temas que se ha puesto sobre la mesa en Cura es la situación que viven monumentos como los dedicados a Juníper Serra en Estados Unidos. Ribot cree que, primero, «se debe poner a Serra en su debido contexto histórico y después se requiere seriedad y huir de radicalismos. De no ser así se deberían revisar muchas cosas», concluye.