Previous Next
5

La Darrera Fira de Llucmajor ha devuelto la actividad comercial a las calles de la ciudad. Después de que el año pasado, debido a la COVID-19 no pudiera llevarse a cabo, este año más de 30 stands representantes de la red comercial y empresarial del municipio han participado en la XLI Mostra Llucmajorera. Se trata de una muestra que se engloba dentro de los actos de la 475 edición de las Fires de Llucmajor.

Muchos visitantes han disfrutado del domingo soleado y de la gran variedad de productos que se ofrecen. Desde alimentos producidos de forma artesanal como la miel hasta las energias renovables, pasando por muebles o ropa. En el Passeig Jaume III tambien hay una extensa gama de vehículos para los aficionados del motor.

Los alimentos centran parte del atractivo. Fotos: L.Becerra.

Se ha echado en falta las exposiciones de maquinaria agrícola muy apreciada por el público en general. Pero desde el sector se ha decidido no participar en ninguna Fira de Mallorca debido, como explicaron en su momento, a la poca rentabilidad económica que les dan estos eventos.

Numeroso público se ha dejado caer por Llucmajor en la primera gran cita de la temporada.

En cuanto a la Mostra Ramadera este año se concentró en una extensa exposición de canes de raza mallorquina: cans de bestiar, pastor, rater, eivissencs, llabrers y de bou que estusiasmaron a grandes y pequeños. Las tradicionales exposiciones de ovejas; Mallorquina, Roja y Blanca, no se ha podido llevar a cabo debido a la epidemia de la lengua azul.

La Fira también cuenta con diversas exposiciones artísticas. El retorno de la Darrera Fira de Llucmajor, despues de un año de parón, ha despertado un gran interés, con una gran participación de público se ha vuelto ha consolidar como una de las Fires más emblemáticas de Mallorca.

Espacio para la diversión de los más pequeños.

Hasta bien entrada la noche de hoy tienen la posibilidad de visitar la 'Fira de les Fires' de Llucmajor y adquirir su fermança.