El Punto Verde de Caimari, sin vaciar durante los días en que el servicio fue más deficiente.

1

Los trabajadores de la recogida de basuras de la Mancomunitat del Raiguer han convocado una huelga indefinida a partir del próximo 30 de junio, que afectará a todos los municipios que tienen este servicio mancomunado. Una semana después de que los alcaldes y concejales de la Mancomunitat decidieran sancionar a la empresa concesionaria, Prezero España SA, por prestar el servicio de manera deficiente durante las últimas semanas, dejando calles y Puntos Verdes sin retirar los residuos, ahora los trabajadores de la misma han anunciado que irán a la huelga a partir de las 20 h del 30 de junio y en el horario de trabajo de cada uno de los empleados.

Los trabajadores alegan que «los vehículos no cumplen unas mínimas garantías, no son adecuados para trabajar en estas condiciones, ni los camiones ni la nave cumplen con la ley de prevención de riesgos laborales». Además, señalan que la falta de vehículos adecuados «impide acabar las rutas y se hacen muchas horas extras». Finalmente acusan a la empresa de contratar operarios de otros municipios «con convenios distintos y pagándoles más».

La Mancomunitat del Raiguer ya había mostrado su malestar por el modo en que se prestaba la recogida, dejando calles sin recoger y sin vaciar los Puntos Verdes con la frecuencia necesaria. Por ello los alcaldes piden sancionar a la empresa con 20.000 euros y le reclaman otros 40.000 por los perjuicios ocasionados por haber mezclado dos fracciones distintas. El presidente de la    entidad, Andreu Isern, ha sido citado el lunes en el TAMIB, junto con la empresa y los trabajadores. «Queremos que se resuelva el conflicto y no tengamos que pagar las consecuencias», señala.