1

Coincido con Madò Pereta en que usted es una persona muy preparada para el puesto, un «magnífico ser humano», incluso añadiría que es un orgullo tener un vecino tan ilustre, pero debo manifestarle mi decepción por su desplante hacia los periodistas de Balears.

En 2016, usted nos recibió como representantes de la Asociación de Periodistas de Baleares (APIB) para hablar de Educación Mediática. Le recordamos que era un mandato del Parlamento Europeo y le presentamos uno de sus artículos donde defendía «incorporar a los medios de comunicación social al sistema educativo». Coincidimos en que los alumnos deben aprender sobre los medios para conocer su lenguaje, fomentar el espíritu crítico y saber encontrar la verdad en la era de las fake news . Nos pidió presentar un programa de formación a profesores y lo registramos ese mismo año.

Desde entonces, hemos tenido dos reuniones más sobre el tema, la última hace seis meses. Sin embargo, el pasado 23 de mayo su Govern anunció una formación a profesores sobre Educación Mediática y Fake News sin contar con nosotros. Su Conselleria había contratado a dos periodistas de fuera para impartir nuestra propuesta.

Celebro que aborden por fin este tema pero, como vicepresidente de APIB, lamento el desplante hacia los periodistas baleares. Aquel día le manifestamos por mensaje privado nuestra decepción y su asesora de Comunicación contestó que lo entendía y que nos tendrían en cuenta para el futuro.

Según el SOIB, en Balears hay actualmente 179 periodistas en situación de desempleo. La mayoría son profesionales con la carrera de Periodismo o Comunicación Audiovisual y experiencia suficiente para impartir Educación Mediática. Si prefiere doctores en Comunicación con años de docencia, también los tiene a decenas. Le ruego que cuente con ellos. Si cree que son mejores los de fuera, díganoslo y dejaremos de insistirle.

Han pasado cinco años desde aquella primera reunión y hemos perdido la oportunidad de ser pioneros. La ministra Celaá y varias comunidades ya han declarado su interés en incluir la materia en el currículum y Balears no puede quedarse atrás, sobre todo ahora que se está tramitando una nueva ley educativa.

Un estudio de la UIB reveló recientemente que la mayoría de los jóvenes comparten noticias sin saber si son verdaderas y que muy pocos saben verificar informaciones. Su vicepresidente Juan Pedro Yllanes declaró en la presentación del estudio que las fake news ponen «en riesgo la democracia». Le ruego que cuente con los periodistas baleares para defenderla.

Confío en su buen hacer y le deseo un feliz verano.