10

Se cumplen dos años de la entrada de Unidas Podemos en el Govern. Si bien la pasada legislatura dimos apoyo desde el Parlament, en esta nuestros inscritos decidieron en abrumadora mayoría que era hora de entrar a gobernar, pues es a través de las políticas públicas cómo se mejora la vida de la gente. Llegamos así al ecuador de una legislatura marcada por la emergencia sanitaria, una situación extraordinaria que ha requerido de medidas excepcionales, no siempre fáciles, pero que nos han permitido salvar vidas y reactivar nuestra economía.

La presencia de Unidas Podemos ha sido garantía de que hayamos afrontado esta crisis de manera muy diferente a la anterior. Esta vez no la van a pagar los de siempre, esta vez han sido las personas y las pequeñas y medianas empresas las que están siendo rescatadas.

Los gobiernos de coalición hemos desplegado un escudo social que ha permitido garantizar los ingresos de trabajadores y trabajadoras de las Islas mientras hacíamos frente a la pandemia. El despliegue de los ERTE, las ayudas a fijos discontinuos, los 855 millones de ayudas directas para autónomos y empresas de Baleares y los planes de choque a los sectores afectados; como el agrario, el de comercio o el sanitario, demuestran que las cosas se podían hacer de otra manera. En vez de despedir profesorado y sanitarios, reforzamos los servicios públicos.

Afrontamos los siguientes años con mucha ilusión y optimismo, pero también con una gran responsabilidad. A medida que vamos superando la emergencia sanitaria tenemos que hacer frente al resto de urgencias. La emergencia habitacional, la climática o la necesidad de transformar nuestro modelo productivo son ejemplos. Somos conscientes de que la pandemia ha empeorado la situación de muchos ciudadanos y ha intensificado unos problemas que ya estaban presentes. El Govern seguirá impulsando unos servicios públicos que son más necesarios que nunca.

Esta crisis también ha puesto de manifiesto una realidad que ya apuntábamos desde hace tiempo: la excesiva dependencia del monocultivo turístico y las debilidades de nuestro modelo económico. La próxima llegada de fondos europeos es una oportunidad histórica para poner las bases hacia una transformación del modelo. Sabemos que no será fácil y que estos cambios requieren de tiempo y mirada a largo plazo, pero desde Unidas Podemos insistimos en el seno del Govern por una apuesta clara por la diversificación económica, la sostenibilidad, la modernización y la mejora de competitividad de los sectores productivos. Con un apoyo claro al comercio local y a las industrias tradicionales. No hay otro camino si queremos mejorar las condiciones laborales, mejoras salariales y crear un modelo donde el crecimiento económico vaya acompañado de un mejor reparto de la riqueza.

Por otro lado, el acceso a la vivienda digna es otra de las principales reclamaciones de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes. Unidas Podemos va a seguir defendiendo políticas valientes para combatir esta emergencia, tanto con la futura ley estatal como con el despliegue de la ley autonómica, pues la vivienda no puede ser un bien especulativo; como tampoco lo es la energía. Ambos son bienes de primera necesidad. En esta situación de emergencia climática, desde Baleares estamos acelerando una transición energética que tiene que ser socialmente justa. Estamos construyendo un pionero modelo energético descentralizado donde la participación social sea la norma, avanzando así hacia la soberanía y democratización de la energía.

Por todas estas razones, para abordar estas emergencias de manera valiente, para poner ‘La Vida en el Centro’ –como decíamos en la campaña electoral hace dos años–, Unidas Podemos entró en las instituciones. La mejor manera de hacer políticas a favor de las mayorías sociales es formando parte de los gobiernos de coalición, defendiendo desde su interior los intereses por los cuales los ciudadanos nos otorgaron su confianza en las urnas. La legislatura se reinicia ahora y la afrontamos con la mayor responsabilidad y entusiasmo.