Agentes de la Policía Nacional detuvieron al sospechoso por un delito de abusos. | ALEX SEPULVEDA

Agentes de la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer) de la Policía Nacional ha detenido a un joven colombiano de 23 años, acusado de abusar sexualmente de una niña de tan solo ocho años en Palma. Además, el ahora detenido también obligó a la pequeña a ver porno en webs de internet en contra de su voluntad.

Hace unos días, los padres de una niña pusieron en conocimiento de la Policía Nacional que su hija había sido víctima de abusos sexuales por parte de un compañero de piso. Tras tomar declaración a los progenitores y a la víctima, se procedió a examinar a la pequeña en un centro médico, todo ello en cumplimiento del protocolo establecido en estos casos.
La niña explicó a los investigadores que mientras sus padres estaban trabajando ella se quedó en casa. En ese momento, en la vivienda se encontraba uno de los compañeros de piso de la pareja, un joven de 23 años. En un momento dado, el chico se sentó al lado y le dijo que le iba a mostrar «unos vídeos del Youtube». La niña aceptó y ajena a lo que iba a suceder se puso frente al ordenador.

La sorpresa fue mayúscula cuando el joven le puso vídeos pornográficos mientras le decía: «¿Te gustan? Cuando seas grande harás estas cosas», todo ello mientras le realizaba tocamientos libidinosos por las partes más íntimas.

Tras ser examinada por profesionales y ofrecer la menor un relato de hechos coherente y sin contradicciones, los investigadores ordenaron el arresto del sospechoso. Una unidad uniformada acudió al domicilio procediendo a su arresto por un presunto delito de abusos sexuales.

Tras comprobar el ordenador y la televisión, se percataron de que el sospechoso había borrado el historial, pero en la barra del historial de Google aparecía como primera opción ‘Toroporno.com’, la web donde se alojaban los vídeos que le había mostrado el compañero de piso de sus padres. El chico reconoció de forma parcial los hechos.

«¿Pero qué he hecho? Sé perfectamente los motivos por los que estáis aquí»

El acusado, nada más entrar la Policía Nacional a su casa, les dijo: «¿Pero qué he hecho? Sé perfectamente los motivos por los que estáis aquí». En un acto espontáneo de arrepentimiento, reconoció de forma parcial los hechos. Los policías procedieron a su detección y le trasladaron hasta la Jefatura Superior de Policía para ser interrogado por sus compañeros de la UFAM. El joven hasta la fecha carecía de antecedentes. La niña, en todo momento, le pidió de forma reiterada que le quitara el vídeo porno que no le tocara sus partes.