El arresto fue practicado por agentes de la Policía Nacional. | Alejandro Sepúlveda

3

El casero se tomó la justicia por su mano y decidió saldar sus desavenencias económicas a las bravas. Esto se desprende de las primeras hipótesis de la investigación policial y de las testificales de los afectados.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el pasado sábado a un colombiano, de 45 años de edad, como presunto autor de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes al sábado cuando el ahora detenido se presentó en dependencias policiales para manifestar que había tenido un enfrentamiento con un hombre. En su relato de hechos, apuntó que dicho encontronazo fue con su actual compañero de piso, es decir, la persona al cual le tiene alquilada una habitación de la vivienda en la que habita. El motivo de la disputa fue que, siempre según su versión, éste no paga las cuotas. A los agentes les llamó la atención de que el denunciante portaba manchas de sangre en su ropa, al parecer de otra persona, así como heridas superficiales en la ceja.

Simultáneamente, varios funcionarios policiales se dirigieron a un centro hospitalario donde se encontraba el segundo implicado en esta historia. En este caso, la víctima presentaba varias heridas de arma blanca, una en el abdomen y otra en el rostro, manifestando que las heridas habían sido fruto de un enfrentamiento con su compañero de vivienda quien se encontraba muy alterado. También sostenía que en un momento dado cogió un cuchillo de la cocina y se abalanzó sobre él pinchándole en la zona de las costillas y en la ceja.

La víctima se intentó defender con las manos hasta que apareció otro compañero de piso que consiguió parar al supuesto agresor y que se fuera.

Pelea

Tras determinar que ambos varones habían llevado a cabo una pelea en la vivienda que comparten, se procedió a la detención del primero de los acusados que se encontraba en ese momento en dependencias policiales. Se le acusa como presunto autor de un delito de lesiones graves, tras supuestamente agredir al otro varón con un cuchillo de cocina.

El presunto autor, a quien le consta un antecedente policial también por lesiones, pasó a disposición policial. El juez de guardia le dejó en libertad con cargos y le dictó una orden de alejamiento.