Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la comisaría de la Platya de Palma han abierto una exhaustiva investigación sobre lo ocurrido. | M. À. Cañellas

13

Lucha encarnizada por el control del aparcamiento de ses Fontanelles, en Palma. Agentes de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación de la brutal pelea entre dos gorrillas que acabó con ambos implicados ingresados, en estado grave, en el hospital de Son Espases.

Según las primeras hipótesis de la investigación, todo apunta a que el detonante de la reyerta fue un duelo a muerte para apoderarse del control del aparcamiento de la zona.

Los arrestados, que permanecen ingresados en el hospital, son dos súbditos marroquíes de 42 y 47 años respectivamente. Son viejos conocidos de la Policía Nacional y habituales de la zona en cuestión.

Llamadas de auxilio

Sobre las 23.30 horas del pasado lunes, varias llamadas de transeúntes y responsables de locales próximos, comunicaban a la central policial de la presencia de dos hombres en el aparcamiento esgrimiendo cuchillos y piedras. También informaron que ambos varones tenían la ropa toda ensangrentada y que en el suelo había un charco de sangre.

Rápidamente, la central del 112 envió a varias patrullas policiales al lugar. A su llegada, se hicieron cargo de la situación y comunicaron a los dos implicados su detención por un presunto delito de lesiones. Ante la gravedad de las heridas que presentaban los dos gorrillas, los policías solicitaron la presencia de una ambulancia del Servei d’Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061) para que atendiera a los hombres. Tras estabilizar a los pacientes, el médico ordenó su traslado hasta el hospital. Uno de ellos presentaba cortes por todo el cuerpo y le faltaba un trozó del mentón de la cara, fruto de haber recibido dos mordiscos. El otro, tenían una herida abierta en la cabeza, ocasionada por una gran piedra y que sangraba de forma abundante. También tenía policontusiones por todo el cuerpo.

Según la versión de uno de los implicados, todo comenzó cuando el otro le persiguió por todo el párking con un cuchillo en la mano con la intención de acabar con su vida. El motivo, siempre según su versión, era apropiarse de la gestión del servicio de gorrilla del aparcamiento.

La parte contraria sostiene que pretendía repartirse el trabajo, pero que su compañero se negó. En esta actuación participaron agentes de la Policía Local en primera instancia y del Cuerpo Nacional de Policía en la fase de investigación y toma de declaración de los implicados.

Las peleas entre los gorrillas son muy habituales

Nuevo incidente con los gorrillas en Palma. Los aparcacoches ilegales suelen ser extranjeros, viven en la indigencia y tienen serios problemas con la bebida o las drogas. En la zona de ses Fontanelles son habituales las discusiones y las peleas entre ellos. En algunas ocasiones también se han enfrentado con turistas o con los vecinos de la zona cuando éstos se han negado a darles propina.