Entre las numerosas actas levantadas estos días, han explicado, más de 100 intervenciones han estado relacionadas con quejas de ruidos.

3

La Policía Local de Llucmajor ha levantado más de 160 actas en los 12 días que han durado los diferentes viajes de estudio ubicados en la zona del Arenal, por actividades vinculadas al turismo de excesos.

Según ha avisado la Policía del municipio en nota de prensa, pese a que este tipo de viajes se desarrollan únicamente en la época de fin del curso escolar, ya finalizada, su política de «tolerancia cero hacia cualquier acto de incivismo» seguirá estando presente.

Entre las numerosas actas levantadas estos días, han explicado, más de 100 intervenciones han estado relacionadas con quejas de ruidos y otras infracciones en apartamentos vacacionales, hoteles o en la vía pública, tanto en la zona costera de Llucmajor como en algunos puntos del interior.

Como ejemplo, la Policía de Llucmajor ha destacado la denuncia registrada hace dos noches en un hotel por tener a más de 20 clientes en una fiesta en la piscina o en las habitaciones --no estaban organizadas por el establecimiento--, así como la denuncia de un cliente de otro local por lanzar objetos a la vía pública.

El alcalde de Llucmajor, Éric Jareño, ha condenado «este tipo de turismo de exceso de ruido y botellones» que persiste cada año durante 15 días de junio, así como cualquier otro turismo que, «sin llegar a este nivel, cause molestias diarias a los residentes».

Jareño ha añadido que desde el Ayuntamiento no se detendrán en su lucha «por mantener la buena convivencia ciudadana», utilizando todos los recursos de los que disponen.

Por su parte, el inspector jefe de la Policía Local, Sergi Torrandell, ha criticado que «la vivienda vacacional, lejos de ser un lugar donde pasar las vacaciones y disfrutar del sol, la playa, la cultura y la gastronomía, se ha convertido en un sitio para venir de fiesta, sin tener en cuenta que los establecimientos están rodeados de vecinos» que sufren las molestias «a todas horas».

En este sentido, ha añadido el inspector, continuarán controlando este tipo de turismo mediante la aplicación de todas las acciones que sean convenientes.

'MACROBROTE' EN MALLORCA

El 'macrobrote' en Mallorca relacionado con los viajes de estudio afecta ya a más de 2.000 jóvenes que han dado positivo en todo el país, mientras que más de 8.000 personas se han visto obligadas a guardar cuarentena en 12 comunidades por ser contacto estrecho.

Ante el aumento de contagios, el Govern decidió este lunes aumentar las restricciones de aforo en bares y restaurantes de Magaluf, por ser, según explicó el portavoz del Govern, Iago Nereguela, una de las zonas turísticas definidas en la Ley contra el turismo de exceso, unas restricciones que ya funcionaban en Playa de Palma, Arenal y Llucmajor.