Los hechos han ocurrido en un beach club de Magaluf. | Alejandro Sepúlveda

31

El joven turista noruego de 19 años que esta madrugada se ha lanzado a una piscina de un beach club en Magaluf, en una zona donde sólo había medio metro de agua, ha quedado parapléjico, ya que se ha fracturado las cervicales. La víctima se encuentra hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital palmensano de Son Espases con pronóstico muy grave.

Además de la gravísima lesión medular, el chico presenta un grave traumatismo craneoencefálico y los médicos siguen muy de cerca su evolución. El accidente ha tenido lugar sobre la una y media de la madrugada en el citado beach club, cuando el joven, pensando que se trataba de una zona profunda de la piscina, se ha lanzado con fuerza de cabeza en un tramo de sólo 50 centímetros de profundidad. El golpe ha sido tremendo, y ha comenzado a perder sangre al tiempo que quedaba inconsciente debido a la rotura del cuello que presentaba.

Una ambulancia del 061 ha estabilizado sus constantes vitales y le han inmovilizado la columna vertebral para evitar lesiones aún mayores de las que presentaba. Después, ha sido trasladado hasta Son Espases, donde permanece con pronóstico muy grave. Su familia ya ha sido informada de las severas secuelas que presenta y de que hay muchas posibilidades de que no vuelva a caminar nunca más.

Noticias relacionadas

La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y ha inspeccionado las dependencias del beach club donde se produjo el accidente. Los agentes también están investigando si el turista había consumido bebidas alcohólicas o alguna sustancia prohibida.