Imagen del asaltante. | Redacción Digital

12

El agresor del colegio de Uvalde (Texas) ha sido identificado como Salvador Ramos, de 18 años, y resultó abatido por los primeros agentes que pudieron acceder al centro educativo. Los investigadores afirman que el joven irrumpió con armas de fuego sobre las 11.37 hora local (16.37 hora GMT) en el colegio de primaria que se encuentra en esta localidad, a unas 83 millas (133 kilómetros) de San Antonio.

Los primeros datos aportados por la policía estadounidense afirman que Ramos compró dos rifles de asalto el día que cumplió los 18 años y se presentó con al menos uno de ellos y un chaleco antibalas en el centro educativo. Antes de perpetrar la matanza, una de las peores registradas en centros educativos norteamericanos en la última década, el joven disparó a su abuela pero no la mató. Así lo apuntó en primera instancia en rueda de prensa el jefe de Policía del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, y otras fuentes policiales han ido ampliando la información disponible.

Noticias relacionadas

También confirmaron que actuó en solitario, la nacionalidad estadounidense del atacante, y que vivía con sus abuelos. No se le conocen amigos, pareja o que se relacionara con pandillas juveniles y actualmente era estudiante del instituto de secundaria de Uvalde.

Ahora los encargados de la investigación rastrean sus redes sociales y su entorno más próximo, en búsqueda de posibles pistas que ayuden a arrojar luz en algo aparentemente incomprensible, como es entrar en un lugar lleno de niños y acabar deliberadamente con sus vidas. Se da la circunstancia de que el gobernador de Texas, el republicano Gregg Abbott, es un firme defensor de las armas de fuego y en 2021 firmó una serie de leyes estatales que convirtieron a Texas en un «santuario» para este tipo de armamento.