La víctima acudió al cuartel de la Guardia Civil donde interpuso la correspondiente denuncia. | Redacción Sucesos

Nuevo caso de agresión sexual entre turistas en la Isla. Agentes de la Guardia Civil han detenido a un menor de 17 años y a un amigo suyo, de 18 años, acusados de agredir sexualmente a una turista en la habitación de un hotel de Cala Rajada. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del martes al miércoles en un complejo hotelero de la zona. A primera hora de ayer, la presunta víctima, acudió al cuartel de la Benemérita e interpuso la pertinente denuncia. Según su relato, los ahora detenidos, dos jóvenes alemanes de nacionalidad germana, se colaron en su habitación mientras ella dormía y la agredieron sexualmente en repetidas ocasiones.

Concretamente, en su declaración policial, sostiene que uno de ellos la violó mientras que el segundo, abusó de ella. La turista también apunta que durante el ataque y agresión sexual ella no pudo defenderse ni ofrecer resistencia porque entró en estado de shock quedando totalmente bloqueada. Cuando los dos chicos finalizaron, salieron de la habitación y se dirigieron a la suya, dado que ambos se encontraban alojados en el mismo complejo hotelero.

A la mañana siguiente, la joven, acompañada de su núcleo familiar más cercano, acudió al cuartel de la Guardia Civil donde cursó la pertinente denuncia. Acto seguido, la joven fue trasladada a un centro médico donde se le practicaron las pertinentes pruebas médicas y donde se le expidió el informe facultativo aportado en las diligencias judiciales. Al ofrecer un relato coherente, disponer de informe médico y diferentes pruebas realizadas por el instituto armado, los agentes acudieron al hotel donde se procedió a la detención oficial de los dos turistas germanos. En menor, de 17 años, fue arrestado y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. El mayor, puesto a disposición judicial. A uno de los acusados se le imputa un delito de agresión sexual y al otro, uno de abusos sexuales.

El apunte

Bajan un 26 % las agresiones sexuales en el primer trimestre del año en Baleares

La estadística refleja un descenso de las agresiones sexuales (un 26 % menos) y de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (- 2,6 %). A pesar de ello, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las diferentes policías locales de las Islas no bajan la guardia. El alto consumo de alcohol y sustancias estupefacientes, especialmente, en zonas de ocio nocturno, se convierten en un peligro añadido en esta modalidad delictiva. La tasa de criminalidad se ha situado en Balears en 53 delitos por cada 1.000 habitantes.