0

El festival de Cine Italo-Español, ideado y organizado por Gabriella Carlucci, cerró con una romántica noche de fiesta a bordo del Falcao Uno. El leitmotiv de este festival fue, como siempre, estimular la colaboración entre Italia y España. Tras cinco días de encuentros profesionales colaterales a las proyecciones, a los que asistieron profesionales de primer nivel del cine italiano y español, el festival finalizó con el anuncio de dos importantes coproducciones.

Y esta fiesta de la que les hablo, que se convirtió en una declaración de intenciones, pues fue puro glamour bajo la noche estrellada para celebrar esta edición, que ya es la séptima. La Carlucci es única, como tal es conocida en su país, y nos quiere mucho, así que hay que disfrutarla, porque es pura magia.