Carlos Latre junto a Chenoa en una imagen del Instagram de la artista. | Instagram

4

Miguel Sánchez Encinas y Chenoa ya son marido y mujer. El matrimonio se dio este viernes en Mallorca, poco antes de las 14:00 horas, el 'sí, quiero' en una ceremonia privada que únicamente han podido disfrutar sus algo más de 90 invitados y los reporteros de una conocida revista del corazón. El acuerdo de Chenoa con una publicación ha hecho que todos los detalles relacionados con el enlace se hayan llevado con un gran secretismo pero algunos de los asistentes decidieron dar unas pinceladas de la boda.

Àngel Llàcer y Carlos Latre fueron de los primeros en abandonar la finca de Comassema, en Orient, ya que tenían que cumplir con sus compromisos profesionales. Igual que cuando entraron, a su salida se detuvieron y hablaron con los medios de comunicación que todavía hacían guardia en la zona. El humorista fue el primero en hacer declaraciones con el programa Ya son las ocho de Telecinco y, con gran simpatía, reveló algunos de los secretos de la boda: «Ha sido una boda maravillosa, ha sido todo muy bonito, éramos poquitos y ha sido super romántico, ha habido un momento muy especial en el que Laura ha dedicado unas palabras a sus seres queridos», desveló.

Noticias relacionadas

Además, la música estuvo muy presente durante toda la celebración: «Ha sido muy especial cuando ha sonado música argentina». Latre también confirmó que les quitaron los teléfonos: «No es cierto que hayamos firmado un contrato de confidencialidad, aunque sí es cierto que no ha habido teléfonos móviles lo cual ha sido muy bueno para que nos relacionemos y estemos todo el tiempo hablando y disfrutando». Por su parte Llàcer dio algunos detalles sobre el estilismo de Chenoa y es que, tal y como confirmó, lució un segundo vestido: «Se ha cambiado, se ha puesto un segundo vestido, igual de bonito que el primero, pero este sin la cola enorme del otro».

Igual que su compañero en Tu cara me suena, destacó uno de los momentos más emotivos de la ceremonia: «Ha sido muy emotivo y hemos llorado todos, me voy con el corazón muy ancho, de momento Chenoa no ha cantado pero han cantado muchos». Respecto a la distribución de los invitados, explicó que estaban divididos en pequeños grupos: «Las mesas eran como muy íntimas y muy cómodo, ha sido todo muy bonito. Chenoa ha repartido ramos a varias personas muy queridas para ella y ahí he roto a llorar».