Iratxe Pérez te explica en la sección 'Cajón de sastre' de ultimahora.es una serie de trucos para limpiar la casa. | Youtube Ultima Hora

0

El vinagre blanco es un producto imprescindible que no puede faltar en ningún hogar. Eso sí, hay que tener en cuenta que existen dos tipos de vinagre blanco: el de cocina y el de limpieza. Tal y como te explico en el vídeo que acompaña a esta información, aunque el origen de ambos es el mismo tienen distintas aplicaciones y características. Pero la diferencia más importante es que uno se puede consumir y el otro: mientras que el de cocina tiene una acidez de entre el tres y el cinco por ciento, el de limpieza alcanza el ocho por ciento. Este porcentaje más alto hace que el segundo sirva para desinfectar y que sea útil a la hora de limpiar el hogar.

Noticias relacionadas

Aunque el vinagre común se puede utilizar para todos los trucos explicados en el vídeo, si empleamos el de limpieza el resultado final será mucho mejor. De este modo el vinagre blanco se convierte en una opción muy versátil que nos puede ayudar a tener menos productos de limpieza en casa. Además, resulta muy económico porque su precio no llega al euro por litro y es respetuoso con el medio ambiente. Un estudio de la Universidad de Colorado, recogido por la agencia Efe, señala que la labores del hogar desprenden componentes químicos que contaminan el aire «más que los coches y los camiones».

Según los expertos las «actividades hogareñas básicas» afectan a la calidad del aire tanto dentro como fuera de la misma. Y es que está demostrado que algunos limpiadores son importantes contaminantes en el hogar. El vinagre blanco es, por lo tanto, una gran alternativa para estos productos. El bicarbonato, por su parte, es un mineral que resulta abrasivo para las manchas y también se usa para matar malos olores y bacterias. Por último, el limón funciona como antioxidante y también elimina las manchas del baño y la cocina. Y para los cristales, opta por mezclar jabón natural en pastilla con agua.