Con la llegada del verano, el frutero se llena de colores. | Pixabay

0

Llega el verano y el frutero se llena de color con frutas y verduras refrescantes para sobrellevar mejor el calor. Y no solo eso. La naturaleza es muy sabia y una de las cosas que las caracteriza es que tienen un mayor contenido en agua, perfecto para aliviar el calor e hidratarnos, y los llamados betacarotenos, que contribuyen a que nuestra piel sea más resistente a las quemaduras solares. Consumir frutas y verduras de temporada no es baladí. Aunque a estas alturas podemos encontrar plátanos o coliflores durante todo el año, lo mejor es decantarse por aquellos que sean propios de cada estación del año. Así conseguiremos llevar una dieta variada, a la vez que aportamos a nuestro cuerpo nutrientes que pueden ser clave en ese momento.

A continuación, hacemos un repaso por los productos de temporada que podremos encontrar durante los próximos meses:

Frutas de verano

  • Albaricoque
  • Sandía
  • Cerezas
  • Melón
  • Sandía
  • Plátano
  • Nectarina
  • Melocotón
  • Frambuesa
  • Ciruela
  • Higo
  • Fresas
  • Peras

En junio destacan las cerezas, las sandías, fresas y frambuesas. Ya entrado el verano, en julio se incluyen las peras, moras y melocotones. En agosto deja de ser temporada de fresas y se incluyen los higos.

Verduras de verano

  • Lechuga
  • Pepino
  • Tomate
  • Zanahoria
  • Calabacín
  • Cebolla
  • Rábano
  • Remolacha
  • Judías verdes
  • Pimiento

Con todos estos nuevos ingredientes hay lugar a deliciosas y refrescantes recetas. Ensaladas frescas, batidos de frutas y hasta helados naturales. Además del gazpacho o salmorejo. La lista es larga y se pueden combinar tanto opciones tradicionales como algunas más innovadoras, desde berenjenas rellenas o ensalada de pasta hasta los modernos 'smotthies' (batidos de frutas) o la ensalada de mango.